Tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros

Rajoy activa el 155 y requiere a Puigdemont para que confirme si declaró la independencia

EFE - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 12:23h.


Madrid - El Consejo de Ministros ha aprobado hoy enviar un requerimiento al Govern de la Generalitat para que aclare si en el pleno del Parlament de ayer Carles Puigdemont proclamó o no la independencia de Cataluña, paso previo a activar el artículo 155 de la Constitución.
En una declaración institucional en el Palacio de la Moncloa, tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros que ha aprobado el requerimiento, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado que éste es un paso previo a cualquiera de las medidas que el Gobierno puede adoptar al amparo del artículo 155.

Una decisión adoptada después de la intervención ayer en el pleno del Parlament del presidente catalán, Carles Puigdemont, que dijo que asumía el "mandato del pueblo" para que "Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república" y que, acto seguido, propuso "suspender los efectos de la declaración de independencia" para abrir la puerta al diálogo.

Con esta iniciativa, el Gobierno pretende ofrecer a los ciudadanos "claridad y seguridad" tras la "confusión" generada en el pleno del Parlament de ayer.

"El Consejo de Ministros ha acordado esta mañana requerir formalmente al Govern de la Generalitat para que confirme si ha declarado la independencia de Cataluña, al margen de la deliberada confusión creada sobre su entrada en vigor", ha señalado Rajoy.

Según Rajoy, Puigdemont tiene la oportunidad en su respuesta de atender al "clamor" y las peticiones que "desde tantos ámbitos se le han hecho llegar para recuperar la convivencia armónica y la seguridad" en Cataluña.

La respuesta de Puigdemont "marcará el futuro de los acontecimientos en los próximos días", ha subrayado Rajoy, porque "si manifiesta su voluntad de respetar la legalidad y restablecer la normalidad se pondría fin a un periodo de inestabilidad, tensiones y quiebra de la convivencia".

Antes de prometer que seguirá actuando "con prudencia y responsabilidad" y teniendo siempre presente el interés general, Rajoy ha garantizado que su intención es ofrecer "certezas" a los españoles, especialmente a los catalanes.