Competencia investiga a las editoriales de libros de texto

Incoa expediente sancionador por repartirse el mercado

Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Madrid- La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha incoado expediente sancionador contra las empresas Anele, Grupo SM, Grupo Anaya, Grupo Santillana, Oxford University Press (OUP), Edelvives, Edebé, McGraw Hill, McMillan, Pearson y Teide por posibles prácticas restrictivas de la competencia.

Según informó ayer el organismo estatal, se están analizando posibles acuerdos o prácticas concertadas entre las entidades para el reparto del mercado de la edición y de la comercialización de libros de texto no universitarios en el Estado, la fijación de determinadas condiciones comerciales y el intercambio de información comercial sensible.

Asimismo, la Comisión investiga la posible existencia de acuerdos o prácticas concertadas adicionales entre Anele, Grupo SM, Grupo Anaya, Grupo Santillana, Oxford University Press (OUP), Edebé, McMillan, Pearson, Teide y Serbal para fijar precios y otras condiciones comerciales relativas al llamado libro de texto en formato digital en el Estado.

De la misma forma, está investigando posibles prácticas restrictivas de la competencia entre Grupo SM, Edebé y Edelvives, consistentes en acuerdos o prácticas concertadas para el reparto de mercado en un segmento del mercado de la edición y de la comercialización de libros de texto no universitarios en el Estado, en particular, los libros de texto para centros de titularidad católica, donde se investiga al Grupo SM, Edebé y Edelvives. Según explicó la Comisión de la Competencia, esta investigación se inició tras una denuncia presentada por la Editorial Vicens Vices.

En este sentido, la CNMC considera que existen “indicios racionales” de la comisión, por parte de Anele, Grupo SM, Grupo Anaya, Grupo Santillana, Oxford University Press (OUP), Edelvives, Edebé, McGraw Hill, McMillan, Pearson, Teide y Serbal “de posibles infracciones del artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, y del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, por conductas restrictivas de la competencia”.

Finalmente, aclaró que, aunque la incoación de este expediente no prejuzga el resultado final de la investigación, sí se abre ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

rechazo de los editoresPor su parte, la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (Anele) está “convencida” de que durante la investigación que realizará la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se demostrará que no ha habido “prácticas anticompetitivas” en el sector de libros de texto.

Así se pronunció Anele tras conocerse ayer que Competencia ha incoado expediente sancionador para investigar a varias editoriales de libros de texto por posibles prácticas restrictivas de la competencia consistentes en acuerdos para el reparto del mercado.

En un comunicado, la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza explica que “está colaborando, y lo seguirá haciendo”, con la CNMC y pone a su disposición toda la información de la que dispone. Añade además que cuando conozca más datos y tenga acceso al expediente, podrá hacer “un análisis más detallado de las cuestiones que han provocado” la investigación. - Efe/E. Press