Con el riesgo en el ADN

Motociclismo Márquez confía en ser más recordado por dar espectáculo que por sus títulos

Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Barcelona- Marc Márquez (Repsol Honda), flamante tetracampeón mundial de MotoGP, señaló ayer que arriesgar en cada carrera forma parte de un estilo y ADN que quiere mantener hasta el final, y es que además de por sus títulos mundiales, que ya tiene seis, quiere ser recordado como un piloto que da espectáculo. “Las salvadas o ir al límite forman parte de mi estilo y espero que la gente me recuerde en el futuro como un piloto que iba al 100% y dio espectáculo y carácter en la pista, es lo que marca más allá de los títulos. Recuerdo a pilotos que no han ganado más que a otros que han ganado. Espero mantener este ADN hasta el final”, apuntó.

Márquez aseguró que el Mundial 2017 ha sido distinto por la lucha con Andrea Dovizioso (Ducati). “Ha sido un rival muy distinto. Primero porque no me lo esperaba. Segundo, porque he aprendido muchas cosas de él, la mentalidad de ir a la suya y no cambiar su estilo. Y he aprendido una lección muy importante: no menospreciar a nadie”, manifestó.

“Hablábamos de Andrea como si fuera un outsider, que ganaba alguna carrera pero que no podía ganar el Mundial. Pero ha acabado siendo mi principal rival y ha sido una lucha muy bonita. Tenemos amistad, pero en la pista no había piedad, aunque siempre respetándonos al 100%”, explicó.

Pese a la fiesta en Cheste, y la que le preparan en Cervera para el próximo sábado, dice que hasta que no esté en casa sentado una semana y pueda analizar lo sucedido “todo es difícil de digerir. Me vienen los buenos momentos, y de los errores debes saber aprender. Te vienen los momentos de sufrimiento, cuando lo hemos pasado mal y que era la montaña más alta de los Pirineos y no la podíamos subir”, comentó.

“Nunca descarté las opciones reales, pensaba que esto sería muy largo. Después de Mugello lo vi bastante difícil, pero después de Alemania y Holanda, dije: Se puede.Hicimos un cambio y volví a divertirme en la moto, cosa que había perdido. Me ayudó a buscar ese punto de más, porque somos humanos y se pasan momentos de todo tipo”, explicó.

Para Márquez su vida está pasando de forma vertiginosa: “Como vas con la MotoGP, muy rápida. Tengo la sensación de que está pasando todo muy rápido. No me he podido parar a sentarme de temporada a temporada pero tampoco lo quiero hacer. Prefiero vivir el día a día”.

Para 2018 promete trabajo y verse a sí mismo como uno más. “A partir del 1 de enero soy uno más, no el campeón del mundo. No paro a pensar en los números, aunque estoy viviendo un sueño y un momento dulce. Pies en el suelo y misma mentalidad”-

Y, de este año, destacó la carrera en Phillip Island. “La carrera más divertida fue la de Australia. Me estaba jugando el título, hubo palos de todo tipo, toques y carenados rotos, pero no me paré a pensar en el campeonato. Era yo contra cinco pilotos que sólo se jugaban esa carrera y no dudé en entrar al trapo. Me divertí mucho y gané”. - Europa Press