“Hay casos de éxito en todos los sectores”

Escocia ha duplicado el número de empresas participadas tras cinco años de incentivos fiscales

Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- El caso escocés ha sido un ejemplo para la Diputación Foral de Gipuzkoa, ya que su gobierno implantó en 2014 una norma fiscal para beneficiar a los trabajadores que optan por invertir en el capital de la empresa. La directora ejecutiva de Cooperative Development Scotland, Sarah Deas, participó ayer en la jornada celebrada en Hernani para exponer los buenos resultados obtenidos.

Deas indicó que actualmente existen en Escocia 78 compañías participadas por personas empleadas, que en conjunto emplean a alrededor de 6.500 personas. La directiva escocesa consideró que la adopción de esta norma tiene un gran valor en una zona en la que aproximadamente 16.000 pymes tendrán que enfrentarse a la sucesión en un plazo de un lustro.

Ante esta situación, Sarah Deas apostó por que el proceso tenga en cuenta a la plantilla, puesto que la experiencia obtenida en los últimos cuatro años demuestra que las firmas que han contemplado esta medida “han evolucionado hacia modelos más innovadores, competitivos, diversificados y competitivos”.

Según señaló, otra de las ventajas que reporta este sistema es la consecución de negocios con mayores cotas de compromiso, dado que “las personas trabajadoras se sienten parte de la empresa”. En este sentido, aseguró que la implantación de esta iniciativa ha sido muy rentable, dado que “tenemos casos de éxito en prácticamente todos los sectores” de actividad.

La directora ejecutiva de Cooperative Development Scotland, dentro de la exposición de la experiencia escocesa en este terreno, apuntó como detalle que son los jóvenes, especialmente los llamados millennials, el colectivo que se muestra más receptivo a acogerse a los incentivos fiscales para invertir en el capital de la firma.

“Quieren trabajar en empresas en las que se tome en cuenta su opinión y puedan aportar”, explicó la representante escocesa, para añadir que este interés crece en la medida que comprueban que los negocios que impulsan este tipo de medidas “son modelos exitosos”.

Sarah Deas ofreció unas perspectivas optimistas. “Mirando al futuro, el potencial es enorme. En los últimos cinco años se ha duplicado el número de empresas participadas y en los próximos cinco años prevemos multiplicar esta cifra por diez”, concluyó. - M.M.