en la audiencia de Nafarroa

La víctima de la supuesta violación grupal de los Sanfermines 2016 declara durante algo más de tres horas

Finaliza la segunda jornada de la vista oral, que se prolongará hasta el 24 de noviembre

La joven madrileña que denunció una violación grupal en los sanfermines de 2016 ha llegado alrededor de las 9:30 horas de hoy al Palacio de Justicia de Iruñea, donde esta mañana ha prestado declaración ante el tribunal que juzga el caso.

EP - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 10:00h.

La víctima de la supuesta violación grupal de los Sanfermines 2016 ha declarado este martes durante algo más de tres horas ante el tribunal de la sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra en la segunda sesión de la vista oral, que ha finalizado sobre las 14.45 horas.

En la jornada de este martes ha declarado la joven que denunció la violación, así como la pareja que la auxilió cuando la encontró llorando en un banco de la avenida Roncesvalles la noche de los hechos que se juzgan.

La mayor parte de sesión de este martes se ha centrado en la joven denunciante, que ha comenzado a declarar sobre las 11 horas y cuyo testimonio se ha prolongado a lo largo de poco más de tres horas. La pareja ha realizado una declaración muy breve.

Al poco de comenzar la sesión se ha producido un receso para deliberar sobre la conveniencia de emitir durante el interrogatorio de la joven los vídeos grabados por los acusados aquella noche. Una medida que ha contado con la oposición del fiscal, pero que ha sido aceptada por el tribunal. Finalmente ninguna de las partes ha considerado necesario mostrar estos videos durante el testimonio de la denunciante.

La joven ha accedido esta mañana al Palacio de Justicia en un vehículo de la Policía Municipal a través del garaje, acompañada por sus padres y un familiar, y ha sido conducida por pasillos internos para evitar que pueda ser vista. Se trata de una de las medidas adoptadas para proteger la intimidad de la joven en el desarrollo del juicio que se celebra íntegramente a puerta cerrada.

Los cinco acusados también han llegado al edificio judicial pasadas las 9 horas, en el furgón de la Policía Nacional, desde la cárcel de Pamplona. Los cinco insistieron este lunes, en la primera jornada del juicio, en que son inocentes.

En la sesión de este miércoles están llamados a declarar como testigos cuatro agentes de la Policía Municipal de Pamplona y tres policías forales.