Costas gastará 200.000 euros en 4.300 metros cúbicos de arena para Ondarreta

La Sociedad de Ciencias Aranzadi considera que es un gasto “inútil”, aunque tampoco perjudicará a la playa

Carolina Alonso - Viernes, 17 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Donostia- La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, gastará cerca de 200.000 euros en sufragar una aportación de arena a la playa de Ondarreta de 4.350 metros cúbicos, según anunció ayer. La Sociedad de Ciencias Aranzadi, que ha colaborado con las instituciones públicas en el diagnóstico de la situación de esta playa así como en la retirada de los escombros que yacen mezclados con la arena, considera que esta tarea es “inútil”. El biólogo Jon Etxezarreta manifestó a este diario que, además, el volumen de arena previsto “es una cantidad ridícula, que se puede ir en cuatro días con cualquier temporal”.

Aranzadi tampoco es muy partidaria de la obligación de lavar la arena que será depositada en este punto, como exige Costas en el concurso que publicó en el Boletín Oficial del Estado el pasado 11 de noviembre. Según la licitación, la arena que deberá depositarse en la playa de Ondarreta procederá de la excavación del parking de Cervantes (de la misma clase) y “será debidamente lavada y tratada antes de su vertido en la playa”. El presupuesto base de licitación es de 208.309 euros (IVA incluido), aunque las empresas podrán ofrecer precios inferiores.

A juicio de Aranzadi, no es necesario lavar la arena que se encuentra en depósito procedente del parking sino únicamente cribarla de piedrillas si se desea añadirla a Ondarreta. “Con ese mismo dinero se podría hacer un gran cribado de material”, consideran en Aranzadi, quienes no obstante, descartan la necesaridad de depositar más arena en la playa. “Si quieren echar más, que la echen, pero en realidad no hace falta porque el mar ya la está devolviendo”, añaden.

Cuando en la pasada temporada de primavera y verano se llevó a cabo una retirada de piedras en Ondarreta gracias a maquinaria especializada, Costas advirtió de que sería necesario reponer arena para llenar el hueco dejado por los fragmentos de escombros eliminados. No obstante, Aranzadi considera que no es necesario y, de hecho, sostiene que el volumen eliminado con las piedras ya ha sido cubierto por arena llegada a la playa de modo natural.

2.200 toneladasEn concreto, entre los años 2016 y 2017 se han retirado 2.274 toneladas de cascotes mezclados con arena. En el primer año fueron 249 toneladas, mientras que este año han sido algo más de 2.000. Esta cantidad de piedras solo supone el 10% de toda la que está localizada en la playa, por lo que Aranzadi estima necesario ir repitiendo la tarea en años venideros y no cree que el aporte de 4.300 metros cúbicos de material sea necesario y ni práctico. A pesar de ello, Etxezarreta manifestó que “verter arena en Ondarreta en 2018 tampoco perjudicará en absoluto a la playa, pero en pocos días el mar la depositará probablemente en el centro de la bahía, entre los gabarrones de Ondarreta y las isla, que es donde se supone que también se sedimentó toda la arena procedente del parking de Cervantes, que se vertió en 2010, concretamente unos 21.000 metros cuadrados”.

A pesar de la disparidad de criterios, el subdelegado del Gobierno en Gipuzkoa, José Luis Herrador, mostró ayer su “confianza en que el aporte de arena contribuya a solventar los problemas que desde hace tiempo viene padeciendo la playa de Ondarreta”. Asimismo, mostró su satisfacción por la decisión del Ministerio y recalcó que la actuación deberá estar finalizada siempre antes del comienzo de la temporada de baños del año próximo.