Un juzgado investiga un presunto delito en Gasteiz en la era Maroto

Indaga si el Ayuntamiento del PP pagó un sobrecoste al abonar más de 660.000 euros por dos camiones de basura

Miércoles, 6 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

gasteiz- Un juzgado de la capital alavesa ha iniciado una investigación por posibles delitos de “prevaricación y malversación” en la compra de dos camiones de recogida de basuras por parte del Ayuntamiento durante la etapa como alcalde del actual vicesecretario de Política Social del PP, Javier Maroto. La investigación arranca a raíz de una denuncia de la Fiscalía de Araba y afecta a la compra de dos vehículos que costaron más de 660.000 euros, sin IVA, un precio que, al parecer, resultó considerablemente superior al de otros camiones similares comprados en otros ayuntamientos. Los vehículos fueron adquiridos en 2015, cuando el contrato de limpieza del Consistorio con la FCC se encontraba en periodo de prórroga. La actuación de la Fiscalía, confirmada por el fiscal jefe de Araba, Josu Izaguirre, se inició a partir de una “denuncia anónima trasladada al ministerio público”. Izaguirre explicó que la Fiscalía tiene la “obligación” de estudiar este tipo de denuncias, y que será más adelante cuando se determine si esta, en concreto, “tiene o no fundamento”. En la actualidad se analiza si la compra de los camiones de recogida de basuras, efectuada en 2005, durante el mandato de Maroto como alcalde, pudo constituir “presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos”.

Después de esta revelación, la formación municipal de EH Bildu exigió la realización de una auditoría a la gestión de FCC. El edil Aitor Miguel instó al alcalde, Gorka Urtaran, a “dejar de mirar hacia otro lado para poner en marcha una auditoría como ya se ha hecho en otros ayuntamientos como Badalona o Barcelona. Son elementos más que suficientes para que los gasteiztarras puedan conocer la verdad”.

cruce de acusacionesDe nuevo se generó un cruce de acusaciones entre las distintas formaciones políticas municipales, y el PP reiteró que lo referido a este tema se encuentra “archivado por parte del Tribunal de Cuentas al no encontrar ninguna irregularidad y ningún sobrecoste. EH Bildu está detrás y no sabe cómo alargar el tema para hacer daño por su obsesión contra el Partido Popular”, insistió la edil Ainhoa Domaica.

Sin embargo, EH Bildu alertó, a través de un comunicado, de que el Gobierno municipal de Maroto pudo haber abonado “más de 353.000 euros en sobrecostes”. Por ese motivo, reclamó que se lleve a cabo una auditoría para analizar las cuentas de esta operación, ya que “no se puede seguir mirando hacia otro lado”. Por su parte, Irabazi (IU/Equo) pidió que la investigación siga adelante “caiga quien caiga”. Por contra, el PP no ve “ningún recorrido” a la causa y pidió el archivo de la denuncia, al no haber a su juicio ninguna irregularidad ni ningún tipo de delito en la compra de esos camiones en la legislatura anterior, algo que acordó “la consejera de cuentas Maria Antonia Lozano”, quien lo “archivó definitivamente” el pasado 18 de julio. - N.G.