los bonos aumentan un 20%

El frío reduce la Gran Recogida de Alimentos a 630.000 kilos, pero los bonos aumentan un 20%

La climatología adversa afecta a la quinta edición, que desciende en un 5% la cantidad recogida con respecto al 2016 El 40% de los kilos entregados han sido en bonos, lo que permite al Banco de Alimentos canjearlos durante todo el año

Alex Zubiria Javi Colmenero - Miércoles, 6 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- La quinta edición de la Gran Recogida de Alimentos en Gipuzkoa, celebrada el viernes y el sábado pasados, pasará a la historia como la más fría de todas. La nieve afectó al transcurso de la jornada, impidiendo a muchos vecinos acudir a los supermercados y así colaborar entregando una bolsa. Por ello, el objetivo planteado por el Banco de Alimentos, superar la cifra de los 700.000 kilos entregados, o lo que es lo mismo, uno por cada guipuzcoano, no se ha podido alcanzar. A pesar de ello, los 630.000 kilos son “una buena cantidad”, gracias en parte al incremento en la adquisición de bonos, que han supuesto el 40% de lo recogido y que permitirán al Banco canjearlos por comida a lo largo del año.

Los 682.000 kilos entregados en 2016 hacían prever una gran edición este año. El Banco se mostraba confiado, y por ello, se marcó el objetivo de un kilo por guipuzcoano recogido, esto es, más de 700.000 kilos. Sin embargo, nadie esperaba una climatología tan adversa, con fuertes nevadas y temperaturas heladoras.

“Ha afectado mucho, sobre todo en zonas del interior como Bergara, Oñati y Zumarraga en las que se ha hecho lo que se ha podido”, explicó ayer a este periódico Carlos Martínez, coordinador general del Banco, añadiendo que Gipuzkoa no ha sido una excepción. “Hemos hablado con los coordinadores de otros territorios como Araba, y nos han dicho que el mal tiempo también les ha afectado”, relató.

Así, durante las dos jornadas se han recogido 630.000 kilos, aproximadamente un 5% menos que el pasado año. De estos, el 60% son físicos, mientras que el 40% restante se han recibido a través de bonos. Los bonos, que se han podido comprar en los establecimientos de Eroski, Super Amara y BM, permiten al banco adquirir alimentos de los supermercados durante todo el año, posibilitando la compra de productos perecederos como la leche.

“Es el dato que más nos ha llamado la atención y que nos permite estar más tranquilos. Tener un colchón así todo el año con los bonos es muy importante y nos hace estar muy felices”, contó el coordinador del Banco, al tiempo que explicaba que los 250.000 kilos aproximados que se podrán adquirir con los bonos suponen un 20% más de los que se vendieron en 2016.

El recuento de los alimentos continuará unos días más en el local de Oiartzun, donde los camiones seguían ayer acercándose con el material recogido en los 79 supermercados de las 31 localidades del territorio que se sumaron a la campaña. “La cifra total y con la que podemos hacernos una previsión ya la tenemos al ir sumando los kilos de cada municipio”, explicó Martínez.

Entre los alimentos que más se han entregado, el coordinador señaló que han sido “los habituales”. Así, azúcar, conservas y pastas y galletas son los más donados, al igual que los productos para bebés como pañales y que se habían pedido para este año.

se atenderán menos personasLos 630.000 kilos serán entregados a las 265 asociaciones del territorio que colaboran con el Banco. “Nosotros nos limitamos a sumar y recoger la comida. Luego es cada asociación la que decide cómo hacer el reparto”, explicó el coordinador.

Con esta suma, la previsión del Banco se verá cumplida, estimando poder atender a poco más de 19.000 familias. “Será un 5% menos de las que ayudamos el año pasado, pero ha coincidido con el mismo descenso que hemos tenido con la cantidad de kilos recogidos”, observó.

“No vamos a tener problemas con la comida, no solo por los bonos, sino también porque este año la situación económica y laboral es mucho más favorable”, añadió.

Durante la presentación de la quinta edición de la Gran Recogida de Alimentos, el presidente del Banco, Jose Manuel Pineda, afirmó que la mejora económica es patente. “Desde hace tres años la cifra de personas atendidas ha descendido y la de este año será la más baja desde 2011”, apuntó el presidente.

“Es una buena noticia, pero no nos podemos relajar”, añadió al respecto el propio Martínez.

campaña con muchos problemasEl coordinador general indicó que, junto a la cantidad de kilos recogidos, la mejor noticia de la quinta edición fue que “ninguno de los 1.700 voluntarios resultará herido”.

“Ha sido una campaña terrible con muchos problemas, nieve y fuertes heladas, por lo que, que no haya habido ninguna incidencia y que la recogida haya transcurrido con absoluta normalidad es una estupenda noticia”, observó Martínez.

Asimismo, se lamentó de la oportunidad perdida, “porque de haber tenido unos condiciones normales, seguramente hubiéramos podido mejorar notablemente las cifras”.

No obstante, Martínez se mostró optimista de cara al futuro e indicó que todos los guipuzcoanos han vuelto a demostrar los solidarios que son.

Misma percepción que quiso transmitir el Banco a través de una nota. “Nos felicitamos por el resultado obtenido y porque los voluntarios y el transporte hayan podido realizar su trabajo con total normalidad”, afirmó.

los datos

Aunque el objetivo del Banco de Alimentos era superar la cifra de los 700.000 kilos recogidos, finalmente la cantidad total ha sido de 630.000.

El 60% de la cantidad entregada (380.000 kilos) ha sido física, mientras que el restante 40% (250.000 kilos) en bonos, que se podrán canjear por alimentos a lo largo de todo el año.

familias atendidas

El número de familias que el Banco preve ayudar este año es de 19.073. Se trata de la cifra más baja desde 2011 y supone un descenso por tercer año consecutivo.

El porcentaje

En la edición de 2016, la Gran Recogida de Alimentos consiguió 682.000 kilos, un 5% más que la obtenida este año. Misma diferencia que el número de personas que se atenderán este año con respecto al pasado.