A los rusos se les resiste Anoeta.

Historial La Real ha ganado en casa a los dos equipos rusos a los que se ha enfrentado en competiciones europeas, el Krasnodar (1-0) y el Dinamo de Moscú (3-0)

Ramón Sánchez Ruben Plaza - Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Donostia- Si nos atenemos al historial de los enfrentamientos de la Real contra equipos rusos en su estadio, el equipo txuri-urdin puede afrontar con optimismo el importante duelo de hoy contra el Zenit de San Petersburgo, porque ha ganado los dos antecedentes que se han registrado en Anoeta. El último, en una eliminatoria de infausto recuerdo para los realistas, ya que el conjunto guipuzcoano no pudo clasificarse para la fase de grupos de la Europa League en la temporada 2014/15 al perder en el partido de vuelta por 3-0. Pero en el de ida la Real fue capaz de ganar al Krasnodar por 1-0, con un gol de Xabi Prieto en el minuto 71, con Jagoba Arrasate en el banquillo. Un triunfo que invadía de esperanza al entorno txuri-urdin ante la que podía ser su primera andadura en la Europa League -finalmente, el estreno en el nuevo formato de la segunda competición continental se ha producido en la presente campaña-.

Anteriormente, una formación rusa ya había pisado el césped de Anoeta. Fue en el formato anterior del segundo torneo europeo, la Copa de la UEFA. En el partido de ida de la segunda ronda de la edición de la temporada 1998/99, el Dinamo de Moscú cayó derrotado ante la Real por un contundente 3-0 gracias a los tantos de Kovacevic, por partida doble -minutos 55 y 75-, y De Paula -minuto 69-. Con este resultado, el cuadro blanquiazul resolvió de manera holgada una eliminatoria que ya encarriló en el encuentro de ida, en el que los de Bernd Krauss superaron a los moscovitas por 2-3, con goles de Kovacevic -minutos 3 y 11- y De Pedro, de penalti -minuto 36-.

Dos resultados que podrían prolongarse con una victoria esta noche ante el Zenit que significaría la clasificación de la Real para los dieciseisavos de final como primera de grupo.

empate ante el MinskTambién se puede recordar la eliminatoria que el conjunto txuri-urdin disputó frente al equipo bielorruso Dinamo de Minsk, entonces representante de la URSS. En aquella ocasión, en el ejercicio 1987/88, la Real empató en Atotxa a un gol, en el partido de ida de los octavos de final de la Recopa -entonces había tres competiciones continentales y esta la jugaban los campeones de Copa de los diferentes países participantes-. Gajate igualó en el minuto 44 el tanto inicial de Kondatriev. Eso sí, en el choque de vuelta el sueño europeo se esfumó al volver a empatar en Minsk, aunque a cero, lo que clasificó al Dinamo por el valor doble de los goles.

Hoy, contra el Zenit, la historia será diferente a los tres casos mencionados, pero el mejor precedente en el que puede fijarse la Real es en el partido que disputó en San Petersburgo, en el que perdió no por la superioridad del equipo rival, sino por los errores propios que propiciaron los tantos de los rusos. Los de Eusebio deben demostrar hoy que son mejores.