145 personas reciben ayudas de emergencia social en Bergara

La memoria de Servicios Sociales del año 2016 cifra en 315 los perceptores de la RGI

Anabel Dominguez - Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 11:30h.

Bergara - 145 personas se beneficiaron en Bergara de las ayudas de emergencia social (AES) que en 2016 repartieron cerca de 139.000 euros. Ese año se recibieron 131 solicitudes frente a las 140 de 2015 o las 191 de 2012. Las AES son prestaciones económicas no periódicas y están dirigidas a personas cuyos recursos resulten insuficientes para hacer frente a gastos específicos, de carácter ordinario o extraordinario, necesarios para prevenir, evitar o paliar situaciones de exclusión social. Su financiación es competencia del Gobierno Vasco, sin embargo, son los ayuntamientos los que tramitan y reparten el dinero de estas ayudas, que completan con fondos propios cuando se agota el presupuesto reservado.

Así, en 2016 el Consistorio mahonero admitió 103 peticiones, de las que 25 fueron sufragadas directamente por las arcas locales que dedicaron a estas ayudas 31.400 euros. De hecho, desde 2013 el Ayuntamiento refuerza este recurso con una partida económica que pone de su propio bolsillo para cubrir la demanda, aunque con la particularidad de que los perceptores estén empadronados en el municipio a partir de los dos últimos años desde que formalizan la solicitud.

En cuanto al perfil de los demandantes, el 51,5% son mujeres y un 48% hombres. Además, el 53% pertenecen al colectivo de inmigrantes, frente a un 47% que son de Euskadi y de diferentes puntos del Estado español. Si se repara en los años, la mayoría de los solicitantes, un 74%, son personas de la tercera edad.

Los 145 vecinos que en 2016 percibieron esta prestación se corresponden a 96 unidades convivenciales, que es como está establecida la concesión de las AES. Sobre qué tipo de necesidades cubrieron los 138.954 euros (2.000 más que en 2015, pero 12.200 menos que en 2013) asignados a estas ayudas, el 48,20% atendieron los gastos del alquiler de la vivienda y la hipoteca, mientras que el 47,37% permitieron afrontar los pagos de los recibos del agua, luz, gas o teléfono.

Todos estos datos aparecen reflejados en la memoria de 2016 que han elaborado los servicios sociales municipales, donde se hace una radiografía de los recursos que se ofrecen a la ciudadanía y su grado de utilización.

En el apartado de prestaciones económicas, el documento incide, asimismo, en que el 2,13% de la población bergararra cobró la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), una cifra sensiblemente superior a la media en ese momento de Gipuzkoa, 2,11%, y por debajo de la de Euskadi, 2,93%. En números se tradujo en 315 perceptores de esta ayuda social que gestiona Lanbide (305 en 2015) e implicó un gasto de 2.035.220 euros. 158 de esos beneficiarios, a su vez, fueron titulares de la Prestación Complementaria de Vivienda dirigida a dar cobertura a los gastos de arrendamiento del inmueble o del alojamiento habitual.

En cuanto a las AGI Ayuda de Garantía de Ingresos, la recibieron 77 personas, todas de procedencia extranjera. Por edades, el 58% tenía entre 23 y 35 años, seguidos, con un 34%, del colectivo de 36 a 50 años.

El presupuesto"La cuestión no está en los números ni cantidad, sino en la situación en la que se encuentran estas personas. Nuestra responsabilidad es mejorar su calidad de vida", destacó la concejala socialista Mari Carmen Barrenechea.

Las cuentas del departamento que preside Barrenechea han ascendido en 2017 a 2.478.523 euros, que representan el 11,08% del presupuesto total del Consistorio, así como un incremento del 10,39% con respecto a 2016. De este modo, los 2,3 millones de euros que el pasado año se inyectaron en esta área se repartieron del siguiente modo: el 49,99% en los recursos para la tercera edad (centro de día, servicio de ayuda a domicilio, la residencia, teleasistencia, la vivienda tutelada...), el 15,33% se lo llevó Empleo la tasa de paro de noviembre se ha reducido hasta el 8,32%, y el 11,42% los distintos programas de ayudas. El 78% de estos gastos se asumió con fondos propios del Ayuntamiento, y el 22% con aportaciones de Diputación, Gobierno Vasco y la ciudadanía.

La memoria de 2016 hace, igualmente, una fotografía de la población, que alcanza los 14.731 habitantes, de los que el 7,38% son de nacionalidad extranjera: 433 de América del Sur y Central, 236 del norte de África, 212 de Europa y 150 de Asia.

Por su parte, las situaciones de dependencia sumaron 609 personas, "el 4,13% de la población", según expuso el responsable técnico de Bienestar Social, Xabier Legorburu. Además, 1.411 vecinos tienen reconocido algún grado de minusvalía.

En definitiva, 9.593 personas el 72,77% de Euskal Herria y el Estado fueron asistidas en 2016 por los siete trabajadores (ocho en el próximo año) que coordinan los diferentes recursos. De cara a 2018 y a falta de que se aprueben las cuentas públicas, el edil jeltzale, Ander Alberdi, avanzó que "como mínimo se mantendrá" la dotación presupuestaria de 2017.