La noria despierta expectación

J. Colmenero - Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- Una noria instalada frente a la fachada de Tabakalera que da al río Urumea es una de las principales novedades del mercado de navidad de Donostia que se estrenó el pasado lunes. La atracción despierta expectación, sobre todo entre los más pequeños, poco acostumbrados a disfrutar de este divertimento en pleno invierno.

La noria, de 20 metros de altura, está ubicada junto al puente María Cristina. Es un punto de partida o trayecto final del mercado de navidad instalado en el cercano Paseo del Urumea, con una treintena de casetas que abre de 12.00 a 20.00 horas.

Ayer, aprovechando el buen tiempo, cientos de personas se acercaron a los puestos y a otra de las atracciones dirigidas especialmente al púbico infantil: una zona para practicar el descenso en un enorme tobogán. Además, todas las noches se puede disfrutar de la iluminación navideña que se ha instalado suspendida sobre el río Urumea.