Los gigantes de Legazpi, el mejor complemento para el belén

Los primeros 100 muñecos se vendieron el primer día y esperan tener más para navidades

Asier Zaldua - Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Legazpi- Nada de caganers. Este año los legazpiarras no tendrán que importar las figuras más simpáticas y originales del belén. Contarán con unas autóctonas, tan simpáticas y originales como cualquier otra. Se trata de los gigantes Bruno yPakita.

La comparsa de gigantes y cabezudos sacó a la venta estos muñecos durante las fiestas de la Calle Vieja y en un solo día vendió las 100 parejas encargadas. Está esperando una nueva remesa y confía en que llegue antes de navidades. Algunos niños ya han encargado sus muñecos.

Mikel Alonso, responsable de la comparsa, comenta que la idea la copiaron a los navarros. “Solemos ir a menudo a Navarra y vimos que allí casi todas las comparsas tienen muñecos de sus gigantes. En Donostia, Hondarribia, Tolosa e Irun también tienen estos muñecos. A los niños les gustan mucho y decidimos encargar algunos”.

La comparsa de Legazpi cuenta con tres parejas de gigantes. Para empezar, decidieron encargar las réplicas en miniatura de la única pareja natural de Legazpi: el ferrón Bruno y su esposa Pakita. Los pusieron a la venta durante las fiestas de la Calle Vieja y el primer día vendieron las 100 parejas encargadas.

Alonso espera que la nueva remesa llegue antes que Olentzero. Los muñecos los fabrican, precisamente, en la tienda Olentzero de la calle Estafeta de Pamplona. “Tienen una gran demanda. Nosotros tuvimos que esperar dos años”, indica el responsable de la comparsa de gigantes y cabezudos de Legazpi.

La espera mereció la pena. “Los niños los utilizan para jugar en casa, pero suelen salir con ellos a la calle cada vez que los de la comparsa sacamos los gigantes y los cabezudos”.

Las primeras 100 parejas las vendieron en la calle. Las siguientes 100 las venderán, seguramente, en el economato: el lugar donde guardan los gigantes y los cabezudos. Informarán de la fecha cuando las figuras lleguen a Legazpi. “Queríamos aprovechar el tirón del Olentzero que organizan en Mirandaola, pero no han llegado a tiempo”, explica Alonso.

A 25 euros Los muñecos están hechos de goma, tienen una altura de 25 centímetros y cuestan 25 euros. Más adelante, tienen intención de encargar las réplicas de las otras dos parejas de gigantes de Legazpi:Mikel y Mikele y Antton y Anttoni. La comparsa cuenta también con doce cabezudos.

Los gigantes y los cabezudos no se pierden ninguna de las fiestas que se organizan en el pueblo. Incluso suelen ir a algunas fiestas de Gipuzkoa y Navarra. “Hacemos unas diez salidas al año. En 2017 hemos estado también en Solsona, un pueblo de Lleida”.

Pero los gigantes necesitan a gente que los ponga a bailar y en la comparsa andan un poco justos de voluntarios. Alonso hace un llamamiento a los padres. “A los niños les gustan mucho los gigantes y los cabezudos, pero andamos faltos de voluntarios. A ver si los padres, viendo lo que disfrutan sus hijos, se animan un poco”, concluye.

No hace falta tener una habilidad especial para poner a bailar a los gigantes, basta con tener ganas de hacer disfrutar a los niños.