Desde la Avenida de Tolosa

Las doce campanadas

Por Adolfo Roldán - Martes, 9 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h.

Se ha nominado a 2018 como el Año de las Mujeres y esta vez ellas no están dispuestas a que se quede en un simple grafiti, ilustrando un muro infranqueable. Las doce campanadas tocando a rebato de Año Nuevo, no deben dejar de sonar, haciéndonos pensar durante los doce meses, las 52 semanas y los 365 días, con sus respectivas horas y minutos de 2018. La brecha salarial, social, institucional, universitaria, política y religiosa por motivos de género resulta totalmente insoportable e imposible de sostener. Hace unos días, Islandia sacudía a toda Europa con una ley pionera que declaraba delito la brecha salarial entre hombres y mujeres, tanto en empresas públicas, como privadas. Ahora ha sido el Reino Unido el que ha dado una nueva campanada al ordenar que todas las empresas con más de 250 trabajadores deben publicar los salarios y explicar las medidas que van a adoptar para eliminar la discriminación salarial. En este escenario debe entenderse la dimisión de Carrie Gracie, responsable de la BBC en China, que ha decidido abandonar su puesto en el que llevaba 30 años, al comprobar la desigualdad de sueldos existente entre hombres y mujeres en la cadena pública británica, según ha denunciado en su blog personal. “No estoy pidiendo más dinero, ha dicho, porque creo que estoy bien pagada, especialmente al ser trabajadora de una organización financiada públicamente. Simplemente quiero que la BBC acate la ley y valore a los hombres y mujeres por igual”. Gracie lamenta que la información que la BBC presentó hace seis meses revelase no solo que los presentadores y directores cobran más que las mujeres en idénticos puestos, sino que hay una diferencia “indefendible” entre ellos. Efectivamente, la cadena británica presentó en julio de 2017 la lista de empleados con salarios anuales superiores a 169.000 euros, en el que sí figuraban dos responsables internacionales que ganaban “al menos un 50% más que otras dos mujeres (entre ellas Carrie Gracie) con puestos directivos y trabajos similares.