Mesa de Redacción

Cadenas

Por Mikel Mujika - Martes, 9 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h.

Como no me veía nadie, pasé la manga por encima y les quité dos kilos de polvo. Efectivamente, eran las cadenas del coche. ¡32 euros que me ahorro! No sé cuánto tiempo llevaban acumulando porquería, pero recuerdo que hubo otros tiempos. Tiempos en los que los conductores llevábamos cadenas en el maletero. Hasta yo, “manitas de algodón” Mujika. Y les habla un tipo que solucionaba los problemas de su coche con un teléfono. “Ring, ring... ¿Aita?”. Daba igual dónde estuviese, se plantaba allí y me sacaba del lío. No aprendí mucho de él, pero sí algunas cosas. Entre ellas, la importancia de las cadenas y cambiar ruedas. Y sin embargo, con los años la dejadez se instala de nuevo y las cadenas se van a una estantería. Y no, no creo que la culpa de todo sea de los conductores atrapados en la nieve, a quienes no se informó debidamente;aunque sí, muchos necesitamos un aitatxo que nos recuerde cosas que deberíamos saber solitos. Y a papaíto Zoido, ministro del Interior, le veo lejos del patrón que les he comentado. Está bien grabarse presidiendo una mesa de crisis, pero en vez de ver alguien solvente (debo ser yo el raro), se me representa un tipo que si le das unas cadenas de coche no se le ocurre otra que ponértelas de grillete.