El conflicto de los importadores vascos se resuelve en falso

El decreto del Gobierno central no resuelve los problemas de financiación de las compañías

Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:18h.

donostiA - “Frustración”. Esa es la sensación que cundió entre el empresariado vasco el 30 de diciembre cuando los servicios jurídicos leyeron el decreto con el que el Gobierno central modificó el reglamento del IVA de importación. El motivo es que el problema que arrastran los importadores vascos desde 2015 no se ha resuelto ya que el nuevo mecanismo sigue penalizando a Euskadi.

La cuestión afecta a empresas que tributan a las haciendas forales, tanto a las de la CAV como a las de Navarra. Lo que ocurre es que las diputaciones y el Gobierno foral gestionan todo el IVA menos el de las importaciones. Cuando el Gobierno central decidió que los importadores pagaran directamente el IVA en la aduana se rompió la cadena que permitía a las empresas vascas reducir la factura compensándolo con el IVA que presentan en sus autoliquidaciones en la Hacienda foral.

El canal siguió abierto para las compañías de otras comunidades y la Cámara de Bilbao denunció ante la Justicia la normativa por entender que “discriminaba” a Euskadi y Navarra. El Supremo le dio la razón, pero entendió que se trataba de un problema político y dejó su solución en manos de la Administración española.

el plazo del 15 de enero El mecanismo que entra en vigor este año incide en el mismo agravio comparativo. Las empresas vascas tienen de plazo hasta el próximo lunes 15 de enero para inscribirse en un registro y pagar el IVA de importación en la Agencia Tributaria en lugar de en la aduana.

No obstante, tendrán que esperar a que su Hacienda foral contraste con la del Estado la operación para compensar el IVA que paga, con lo que, como ocurre ahora, la operación tardará varios meses en materializarse. Y se bloquearán unos recursos de financiación muy importantes para las empresas. La Cámara cree que la solución pasa por un acuerdo de colaboración entre administraciones para que se encomiende a las haciendas forales la gestión de ese IVA. - A.D.M.