Temor por la vuelta de González González

arbitraje el colegiado que más ha perjudicado a la real en los últimos años arbitrará la visita del barça

Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:18h.

donostia - Su designación ya lleva consigo la lógica polémica, algo que nunca debería suceder con el que, siempre supuestamente, será el juez encargado de impartir justicia. El Comité Técnico de Árbitros de la Federación lo ha vuelto a hacer. Cuando la afición txuri-urdin todavía trata de superar el trauma generado por varias de sus actuaciones, se encuentra con que ha escogido a González González para arbitrar el partido ante el Barça. Su elección ha sido acogida con perplejidad e indignación por la, habitualmente paciente, parroquia txuri-urdin.

Y es que la afrenta más dolorosa que perpetró el trencilla castellano-manchego fue dejar a la Real sin ninguna opción de clasificarse en la ida de la semifinal de la Copa del curso 2013-14. Como la mayoría recordará, en solo un minuto se encargó de destrozar a los realistas al no pitar con 0-0 el claro penalti de Mascherano a Vela, que debería haber supuesto su segunda amonestación y consiguiente expulsión, y en la misma acción, tras anotar Busquets, expulsar a Iñigo Martínez por protestar, al decirle la misma descalificación que le profirió el goleador barcelonista a la cara pocos minutos antes.

Si alguien pensaba que iba a tener cargo de conciencia para la siguiente vez que se encontrara con la Real, como es humano, protagonizó uno de los mayores escándalos que se recuerdan dos campañas después en el Bernabéu al sancionar con dos penaltis inexistentes a la Real y dejar sin pitar tres a favor. Ahí están las imágenes. Agirretxe seguro que se acuerda, porque fue el duelo en el que Keylor Navas le lesionó.

Pero su historial no acaba ahí. Dos realistas, Iñigo Díaz de Cerio y David Zurutuza, acabaron en el quirófano en sendas acciones en las que no señaló ni falta. En el caso del primero, se fue de Anoeta sin pitar el final de un derbi ante el Eibar.

Y en Segunda, en Albacete, no expulsó a Diego Costa por una entrada de juzgado de guardia a Castillo, pero sí a Marquitos antes de que el brasileño anotara el 2-1 en el descuento. No son casualidades. - N.G.