“El margen de error es mínimo, pero vamos a por todas”

Balonmano Montse Puche, que tiene ya disponibles a sus 18 jugadoras, asegura que el objetivo es pelear por el título liguero

Néstor Rodríguez Gorka Estrada - Jueves, 11 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:17h.

Donostia - El Super Amara Bera Bera retoma la liga este sábado, recibiendo al Valencia en Bidebieta (18.00 horas), y lo hace en una situación clasificatoria que le deja “un margen de error mínimo” si quiere luchar por el título liguero, tal y como reconocía ayer su entrenadora, Montse Puche, ya que está segundo a cuatro puntos del líder, el Rocasa. Sin embargo, el club donostiarra confía en seguir aspirando a todo. La historia reciente avala su candidatura, ya que hace dos años remontó cuatro puntos al Rocasa, mientras que la pasada temporada fue el Guardés el que le recuperó esa desventaja al propio Bera Bera.

“Vamos a por todas, queda muchísima liga (16 partidos)”, dijo, convencida, Puche. “Este viernes hay un partido importante, el Guardés-Rocasa, que puede igualar la liga un poco más y que hace que varios equipos estemos ahí en la pelea”. Eso sí, la entrenadora es consciente de que su equipo está prácticamente obligado a hacer pleno en lo que resta de campeonato: “El margen de error ahora es mínimo. Tenemos que jugar todos los partidos al máximo porque todos son importantes. Si queremos estar en la pelea, o ganamos o ganamos. El grupo es consciente de ello y además quiere, que es lo más importante”.

Después de casi dos meses sin liga debido a la disputa del Mundial, “un parón larguísimo, difícil de gestionar”, y tras una primera parte de campeonato repleta de problemas físicos de muchas integrantes de la plantilla, Puche cuenta ahora con 18 jugadoras una vez incorporadas Maite Zugarrondo, Esther Arrojeria y Mónica Ausás, aunque estas dos últimas no están aún a tope: “Maite está prácticamente al 100% y Esther va de menos a más, poco a poco se está adaptando a la intensidad de los entrenamientos, mientras que con Mónica vamos a esperar un poquito. En el aspecto defensivo está bien y perfectamente integrada, pero tiene molestias para lanzar. Veremos, porque tiene que visitar al médico y tomar una decisión”.

Puche es consciente de que debe ir “poco a poco” con las tres. No en vano, llevan largos periodos de baja. Según datos facilitados por el club, Zugarrondo disputó su último partido oficial el 27 de mayo;Arrojeria, el 11 de marzo;y Ausás, el 11 de febrero.

La novedad en el equipo es la llegada de la pivote brasileña Ligia Costa, que sustituye a Judith Sans. “Es un percance importante”, reconoce la entrenadora del Super Amara, “pero se está adaptando bien y es una jugadora que nos va a aportar mucho. Tiene una tipología fuera de lo normal, es altísima, con una envergadura de dos metros, rápida y coordinada”.

En total, la entrenadora cuenta con 18 jugadoras: “Cambia un poco la preparación de los entrenamientos y los partidos, porque solo podemos convocar a 16 y hay que hacer descartes. Al revés que la temporada pasada, este año recuperamos efectivos tras el parón;espero que sea una suma para nosotras. Sobrarme, no me sobra ninguna. Estoy muy contenta;para mí mis jugadoras son las mejores y voy a intentar sacar su mejor versión”.

El primer reto de este renovado Bera Bera es batir el sábado al Valencia: “No nos fiamos ni del Valencia ni de nadie. Es un equipo que viene de menos a más;al principio no tuvo resultados positivos, pero los últimos partidos viene jugando bien, y nos va a poner las cosas complicadas”.