Cárcel por intentar matar a un hombre que le debía 150 euros

El condenado a tres años de prisión acudió a la casa de la víctima en Irun y le disparó dos veces con una escopeta

Viernes, 12 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:17h.

donostia - Un hombre ha sido condenado a penas que suman tres años y medio de prisión por intentar matar con una escopeta a un vecino de Irun, contra el que efectuó dos disparos, uno de los cuales le alcanzó en la zona del cuello y el hombro izquierdo. Durante el juicio por estos hechos, el procesado se mostró conforme con la pena que solicitó para él la Fiscalía, por lo que ahora ha sido condenado como responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa y de otro de tenencia ilícita de armas. El perjudicado renunció expresamente a las acciones civiles y penales que le correspondían, después de haber sido indemnizado con 7.000 euros.

Según la sentencia del caso, los hechos ocurrieron sobre las 21.50 horas del 30 de julio de 2016, cuando el procesado se dirigió en su coche al domicilio de la víctima “portando una escopeta de cañones paralelos” con la intención de reclamarle una deuda de 150 euros. Al llegar a la vivienda, el imputado se asomó a la ventana del salón, desde donde reclamó al afectado el pago del dinero, a lo que este le respondió que esperase hasta final de mes para cobrar.

Sin embargo, el encausado no atendió la petición y, tras insultarle y exigirle nuevamente que le pagara, “introdujo la escopeta a través de las rejas de la ventana y, “con ánimo de acabar con su vida”, efectuó un disparo” hacia el hombre, que no le alcanzó ya que éste se lanzó al suelo y los perdigones impactaron en el sofá. Al escuchar el tiro, la pareja de la víctima acudió a la sala y, al verla, el acusado se escapó en dirección al lugar donde había dejado su vehículo. Sin embargo, el perjudicado salió tras él y le dio alcance en el momento en el que el fugitivo ya se encontraba dentro del automóvil.

En ese instante, “actuando con el mismo ánimo” homicida, el inculpado sacó la escopeta por la ventanilla y efectuó un segundo disparo que alcanzó al hombre en el cuello y en el hombro izquierdo, tras lo que abandonó el lugar inmediatamente y se dirigió a un descampado donde ocultó el arma.

A consecuencia de este incidente, el afectado sufrió una herida por arma de fuego en la región cervical con hematoma latero-cervical izquierdo con múltiples lesiones similares en la región supraclavicular, el hombro izquierdo y el cuello hasta la región submaxilar.

El perjudicado tardó 21 días en recuperarse de sus lesiones que le dejaron secuelas como la presencia de perdigones en el cuello que no pudieron ser extraídos, así como cicatrices puntiformes por la penetración de la munición que le causan un perjuicio estético ligero.

Además de los tres años y medio de cárcel impuestos, la resolución judicial impide al encausado aproximarse a su víctima y comunicarse con ella durante cuatro años. - Efe