politika

Los Anticapitalistas de la CAV secundan la marcha de Sare

La corriente interna difiere de la dirección de Podemos y apoya la movilización

Sábado, 13 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h.

Donostia - Las disputas internas de Podemos Euskadi siguen aflorando, al menos en lo que respecta a enviar una delegación oficial a las manifestaciones convocadas en favor de los presos de ETA. En esta ocasión, y ante la cita organizada por la red ciudadana Sare para hoy por la tarde -a partir de las 17.30 horas- en Bilbao, el bando de los anticapitalistas difiere de la dirección encabezada por el secretario general Lander Martínez, que ha dado libertad a sus militantes para acudir. Los anticapis, por el contrario, llaman a asistir a la marcha.

Los Anticapitalistas secundan la manifestación en favor de los derechos de los reclusos, que cuenta con “un consenso mayoritario en la sociedad vasca” y es un elemento central a resolver para “afianzar una paz estable y duradera en Euskal Herria”. A su juicio, es necesaria “otra política penitenciaria alejada de la estrategia confrontacional instalada, por una que posibilite restaurar heridas en pro de la convivencia”.

Esa reclamación no tendría un mismo grado de consenso en la formación morada en la CAV, cuya cúpula prefirió tomar cierta distancia con la convocatoria y repetir el esquema del pasado año, en el que algunos líderes, caso de Nagua Alba y Pili Zabala, participaron a título personal.

En un comunicado dado a conocer esta semana, y pese a compartir “una base importante de la convocatoria”, echaron en falta “contenidos como el de la reinserción, el reconocimiento del daño, la injusticia del sufrimiento y la deslegitimación de toda violencia”. El texto fue suscrito por las filiales moradas de la CAV y Nafarroa.

El de la asistencia o no a las manifestaciones por los presos es un debate que sigue reflejando el difícil equilibrio interno en el que convive la formación, y que se mantiene inalterable pese a que Martínez resultara elegido como líder hace apenas un mes. De hecho, volvió a mostrarse a las claras durante la última cita de su Consejo Ciudadano, en el que las votaciones fueron ajustadas.

Podemos optó por una postura intermedia, tal y como deseaba la dirección, mientras que los sectores críticos reclamaron implicarse de una manera más decidida con la marcha de Sare. N.G.