Detenido en Santurtzi un varón de 54 años por agredir a una niña de 13

El agresor abordó a la víctima en la calle y la llevó, bajo coacciones, a un inmueble donde consumó la agresión sexual

Miguel A. Pardo - Sábado, 13 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h.

Santurtzi - Si la última agresión sexual denunciada del pasado año en Bizkaia, tuvo Ezkerraldea como lugar de los hechos con la agresión grupal a una menor de 13 años en Barakaldo, la primera de este año 2018 ha vuelto a tener esta comarca como triste escenario. El pasado miércoles por la tarde, un hombre de 54 años abordó por la calle en Santurtzi a una menor de edad, y la forzó, bajo coacciones, a ir con el presunto agresor hasta un inmueble de la localidad marinera, lugar en el que el presunto agresor habría consumado la agresión sexual.

La Ertzaintza, tras haber sido denunciados los hechos, comenzó la investigación del caso y, con ella, la búsqueda del sospechoso. Dicha búsqueda dio sus frutos apenas un día después de que, presuntamente, el hombre perpetrase la agresión, ya que fue detenido en Muskiz en la tarde del pasado jueves. Una vez se procedió al arresto del presunto agresor de la menor, la Policía vasca continúa investigando los hechos. Se prevé que el detenido sea puesto a disposición judicial en las próximas horas, cuando las investigaciones se encuentren en un punto más avanzado.

Ante tales hechos, la ciudadanía santurtziarra volvió a salir a la calle para mostrar su repulsa como ya hizo ante las dos agresiones sexistas que se vivieron en las pasadas fiestas de El Carmen de la localidad. Ayer, a las 19.00 horas, y convocados por el Consistorio marinero, centenares de vecinos y vecinas del municipio se concentraron junto al Ayuntamiento de Santurtzi para mostrar su más profundo rechazo y hartazgo ante este tipo de episodios.

Además de santurtziarras de a pie, también estuvieron presentes representantes de todas las formaciones políticas con representación en el pleno municipal, formaciones que, horas antes habían manifestado en un comunicado conjunto tras la celebración de una Junta de Portavoces a primera hora de la tarde, su “repulsa unánime y rotunda a cualquier acto de estas características”.

Fueron cinco minutos de silencio contundente, que solo fueron rotos por una ovación que dejó bien claro que en Santurtzi no hay cabida para este tipo de agresiones y sí para la igualdad y el respeto. En este sentido, la alcaldesa santur-tziarra, Aintzane Urkijo, señaló que “ el mensaje no puede ser otro que decir no de forma rotunda y unánime a la violencia, sea del tipo que sea, pero, en especial, a la que atenta contra la libertad sexual. Esto no se puede permitir, y, como no puede ser de otra forma, estamos al lado de la víctima” .