debagoiena

El deporte ya tiene su Plan Estratégico

bergara marca sus retos deportivos de cara a 2018-2021, entre los que incluye aumentar la práctica femenina

Reportaje y fotografía de Anabel Dominguez - Domingo, 14 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h.

Un 23,3% de la población de Bergara, 3.478 personas, dispone del carné del polideportivo, una cifra que en los últimos cinco años ha experimentado un crecimiento del 25%. En el plano federado, catorce clubes están en activo con 1.521 licencias tramitadas. Estos son algunos de los datos que refleja la radiografía que se ha hecho a la actividad deportiva y que, de algún modo, actúan de termómetro para medir la salud de la que goza el deporte en el municipio.

Esta fotografía ha servido de base para marcar las estrategias que en un horizonte de cuatro años seguirá la Administración pública en sintonía con los distintos agentes deportivos. El trabajo que el Consistorio encargó a la consultoría Avento ha alumbrado un Plan Estratégico para el periodo 2018-2021, que echa andar con vocación de servir de guía para la puesta en marcha de una serie de actuaciones y mejoras.

Aficionados, federados y también el ámbito formativo. Niños, jóvenes y adultos. Todos tienen su espacio en este proyecto que se justifica en la necesidad de fomentar la práctica deportiva y el ejercicio físico como buen aliado de la salud;un revulsivo para reclutar a más población activa e ir aparcando los hábitos sedentarios.

Así, el plan se detiene en el deporte femenino a nivel federado para insistir en la necesidad de “conservar y potenciar” la creación de conjuntos senior que aseguren una salida a las chicas que dan el salto desde categorías inferiores, además de dar un impulso a la presencia de las mujeres en las modalidades individuales.

El apartado femenino tiene, asimismo, un escollo que salvar en el deporte escolar, donde se detecta una baja participación de las niñas con un 26% frente al 74% que alcanzan los chicos. Se enumeran, de este modo, varias alternativas dirigidas a robustecer el programa de Eskola Kirola, como podrían ser el refuerzo de la oferta específica orientada a las niñas, dotar de más monitores al servicio (actualmente son seis) y aumentar la disponibilidad de instalaciones cubiertas.

En cuanto al colectivo de mayores de 60 años se apuesta por desarrollar más programas al estilo del de embajadores deportivos o el de asesoramiento que se ofrece en el polideportivo de Agorrosin. Mención aparte merece también la propuesta de ampliar la oferta diseñada para las personas con minusvalías.

Sobre los catorce clubes se destaca su pequeño tamaño y “la necesidad de potenciar las sinergías entre ellos”. No obstante, se pone el acento en el número de licencias federativas “como un activo a mantener”.

espacios cubiertos El análisis de Avento tiene uno de sus platos fuertes en el capítulo dedicado a las dotaciones deportivas que se apoyan en dos intervenciones clave: acondicionar más espacios cubiertos y mejorar los usos del campo de Agorrosin.

Para el primer objetivo se incluyen tres proyectos que caminan con rumbo a convertirse en realidad a corto y medio plazo. Es el caso de la cubierta que se colocará en el frontón del barrio de Bolu y cuyas obras acaban de salir a concurso con un presupuesto de 315.500 euros. En la misma fase se encuentra la instalación de una carpa en el patio de San Martin Agirre Herri Eskola, que ha abierto la convocatoria de licitación con una inversión cercana a 71.000 euros. La tercera pata del banco en equipamientos cubiertos se centra en la remodelación de Labegaraieta y su perímetro, que tiene asignada una subvención foral de 589.720 euros entre 2019 y 2020, y donde junto a la reforma integral del polideportivo se contempla adecuar urbanísticamente la zona y poner una txapela a la cancha exterior.

más usos para agorrosin La gran columna vertebral del plan de instalaciones es el estudio del campo de fútbol de Agorrosin. Se certifica, por tanto, la saturación que padece Ipin-tza y se considera “de un alto coste económico y social” mantener Agorrosin sin una utilización continuada.

Para empezar se plantea un proyecto conjunto por parte del Ayuntamiento y Bergara Kirol Elkartea que, en opinión del Plan Estratégico, debería sustituir la hierba natural por artificial, crear nuevos espacios deportivos en el recinto, y equiparlo con servicios auxiliares (vestuarios, baños y gradas). Para la financiación se apunta a los contactos institucionales.

En este sentido el club mahonero ha hecho sus deberes. El pasado julio presentó un proyecto de remodelación integral para Agorrosin que cifraba en 1,3 millones de euros y que entregó a los responsables municipales. La reordenación sugerida prevé en una primera fase disponer un campo de hierba artificial que amplía sus dimensiones hacia el caserío con dos verdes transversales, eliminar la pista de atletismo y liberar en la zona de acceso un espacio de 3.800 m2 para otros usos, entre otras mejoras. Para un segundo asalto se reserva la nueva grada con capacidad para 700 personas, en cuyos bajos se habilitarían 14 vestuarios, y en la tercera fase se levantaría un edificio para albergar el bar, los baños, despachos, un gimnasio de recuperación y almacenes.

Si quiere asegurarse la inversión pública, este ambicioso proyecto tiene que superar como primer obstáculo el traspaso de la propiedad del campo del club al Ayuntamiento.

El Plan Estratégico ha dictado sentencia. Consistorio y clubes ya tienen sobre la mesa un documento para mirar al presente y futuro.