“Todo ha salido bien”

eusebio destacó el “buen partido” y volvió a elogiar “la serenidad” del club en la crisis de resultados

Marco Rodrigo Ruben Plaza - Sábado, 3 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - Eusebio Sacristán era anoche un hombre feliz en la sala de prensa de Anoeta. “Estamos muy contentos porque necesitábamos una victoria y la hemos podido conseguir, en un buen partido y con una afición entregada. Todo ha salido bien. De inicio se veía que afrontábamos el partido en una situación comprometida, pero hemos respondido”.

La victoria permitirá al vallisoletano continuar en el banquillo txuri-urdin tras una semana complicada. “Siempre he sentido confianza por parte de todos los estamentos del club: Consejo, dirección deportiva, plantilla... No hay más que ver, por ejemplo, la actitud de los futbolistas contra el Villarreal, perdiendo 4-1. Lo que se necesitaba era eso, serenidad, porque no había grandes cosas en las que pudiéramos pensar que estábamos equivocados”, dijo el técnico, quien a la hora de referirse a una semana “intensa en lo emocional” que incluyó también la traumática salida de Iñigo Martínez.

Eusebio subrayó que su equipo necesitaba ganar “muchísimo”. “La derrota de Leganés nos hizo daño. Pareció afectar a nuestra confianza. Desde entonces nos ha costado completar los partidos. Y los golpes recibidos nos hacían daño. Pero ante el Deportivo hemos hecho el partido en el que habíamos pensado. Hemos mostrado una muy buena concentración en las vigilancias a la hora de evitar sus contragolpes. Y después, con el balón, hemos ido encontrando poco a poco soltura ofensiva”, señaló el técnico, quien elogió las actuaciones de jugadores como Zubeldia o Aritz. “Para mí es muy positivo que aquellos futbolistas que no tienen muchos minutos perseveren en el trabajo”.

Por su parte, el entrenador visitante lamentó la actuación de los suyos. “Hemos estado lejos de nuestro nivel. No hemos sido nosotros”, dijo en técnico del Deportivo, especialmente crítico con el epílogo firmado por los suyos. “Después del 2-0 hemos bajado los brazos y todo ha desembocado en la goleada final”, finalizó un Cristóbal cuya continuidad parece correr peligro.

El apunte