inauteriak urola kostan

El Caribe calienta el Carnaval de Zarautz

UNOS 100 ZARAUZTARRAS BAILARON AYER EN LA COMPARSA | Karibetik, ambientando el casco urbano de la localidad

Reportaje y fotografía de Ane Roteta - Domingo, 11 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

La jornada de ayer comenzó lluviosa y con mucho frío, pero después de unas horas el ambiente de Zarautz dio un giro de 360 grados, sumergiéndose en el calor caribeño con los conocidos y pegadizos ritmos de la comparsa Karibetik. El espectáculo de la Escuela de Baile Marisa Merino ofreció una actuación de lo más bailable y alegre, y la comparsa resultó ser, por segundo año consecutivo -el año pasado bailaron a ritmo del conocido musical Grease-, todo un éxito.

La fiesta de ayer estalló a las 12.00 horas con el txupinazo, que corrió a cargo de los galtzagorris y de los dinamizadores de la ludoteca Ludotxo, y aunque la lluvia hizo acto de presencia durante las primeras horas de la mañana, fueron muchos niños y familias los que se acercaron a Torre Luzea para dar inicio a la jornada festiva. Después, los adolescentes pudieron gozar de juegos de mesa gigantes en el gazteleku.

Ritmos pegadizos

El acto central, sin embargo, tuvo lugar por la tarde y, afortunadamente, a partir del mediodía la lluvia dio tregua y la comparsa se pudo celebrar con total normalidad por el centro urbano de la localidad. Así, alrededor de 100 personas de todas las edades -desde niños y niñas de cinco años hasta mayores de 75 años- llegaron a las calles del casco urbano poco después de las 17.30 horas, para animar y hacer bailar a todos los presentes. Y la verdad es que lo consiguieron. Tanto niños, como adolescentes, jóvenes o mayores bailaron ritmos tan pegadizos y de sobra conocidos por todos como La vida es un carnaval o Let’s get loud.

Mientras tanto, el frontón Zinema se preparaba para la fiesta de Carnaval para adolescentes de entre 12 y 18 años. Allí actuaron DJ noveles y también hubo un concurso de disfraces. Por otro lado, también se repartieron los premios al mejor disfraz de cuadrilla en Musika plaza, organizado por la Asociación de Hosteleros Zurekin, y después hubo verbena con el grupo Drindots. Asimismo, los mayores también celebraron su baile de disfraces en el hogar del jubilado Udaberri, y los más jóvenes siguieron con la fiesta en el frontón Zinema con la actuación de DJ Nemux.

El ambiente festivo seguirá hoy en Zarautz con un programa dirigido principalmente a los más pequeños. Así, a las 11.00 horas miembros de la residencia Santa Ana saldrán por las calles del centro con su comparsa. Posteriormente, a las 12.00, los gigantes, los cabezudos y la charanga Mauxitxa alegrarán las calles con su kalejira hasta bien entrado el mediodía. Ya por la tarde, los payasos Potxin eta Patxin ofrecerán una actuación en Musika plaza, a las 17.00 horas (si llueve se celebrará en el gazteleku), y seguidamente habrá una merienda para los más pequeños. Después, para dar el broche final al fin de semana festivo, a las 18.15 horas habrá una verbena infantil con el grupo Kantu Kolore en Musika Plaza. Además, este año la fiesta se prolongará hasta el martes, que será cuando algunos miembros de la residencia Santa Ana escenificarán el entierro de la sardina por las calles del casco.