Los peligros del ‘doctor Google’

Oncología, Nutrición, Pediatría, Dermatología Estética y las vacunas, bulos de sanidad en Internet

Martes, 13 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Acudir a la consulta del médico, pedir ayuda al farmacéutico del barrio o llamar al centro de salud para hacer una consulta médica son costumbres que están desapareciendo poco a poco como consecuencia de la intromisión del doctor Google, que cada vez cuenta con más pacientes online, aunque esta consulta médica abierta las 24 horas del día se ha convertido también en el paraíso de estafadores y de oportunistas.

Los datos son contundentes: el 60% de los internautas buscan información sobre asuntos relacionados con la salud, temas que copan uno de cada tres bulos que circulan por Internet y que van desde algunos peligrosos (por ejemplo, la falacia de que las vacunas producen autismo) a otros que aseguran que las patatas fritas de una famosa cadena curan la calvicie.

“Gran parte de los bulos de Internet afectan a la salud porque es un sector que afecta al 100 % de la población y en el que es fácil difundir noticias no veraces”, advirtió ayer el doctor Sergio Vañó, presidente de la Asociación de Investigadores en Salud (AIES).

Con el fin de denunciar y desmontar estos bulos dicha asociación ha activado la plataforma #SaludSinBulos (www.saludsinbulos.com). Esta campaña busca que exista información veraz y contrastada y profesional en la red.

El doctor Vañó, dermatólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, explicó que las áreas más susceptibles de producir bulos son Oncología, Nutrición, Pediatría y Dermatología Estética. Por ello aconseja a los ciudadanos que “duden cuando vean una noticia que parece solucionar de forma rápida y sencilla un problema de salud importante que todavía no tiene cura”.

Vañó también explicó que el área de las vacunas es una de las que más bulos genera porque “no se tiene verdadero conocimiento de su utilidad”. “Oír un determinado bulo muchas veces al final hace que la persona lo pueda dar por cierto”, alertó, aunque reconoció que a veces se busca información en Internet porque no se obtiene en las consultas. “Yo les receto blogs, pero lo importante es que el paciente salga de la consulta informado”, explicó.

Carina Escobar, representante de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, señaló que cuando a alguien le diagnostican una enfermedad “está tan abrumado que no es capaz de digerir toda la información que recibe”, lo que le incita a acudir a Internet. “Doctor Google está haciendo mucho daño”, lamentó. - Efe